Como ahorrar contratando a un detective privado de empresa

¿Ha pensado contratar a un Detective Privado y quiere ahorrar dinero en ello? ¿Cree que es posible?

Si la respuesta es afirmativa lea este artículo y conozca qué puntos claves debería tener en cuenta. Es posible que sensación de que un empleado suyo le esta engañando pero ni puede ni sabe como demostrarlo.

Empleados que trabajan para todo el mundo menos para su empresa, trabajadores que saltan de una baja a otra, le desaparece dinero o material con demasiada frecuencia. Si reconoces alguna de estas situaciones es posible que contratar a un detective privado sea un ahorro para usted y/o su empresa.

Detectives privados para empresas

Veamos algunos supuestos prácticos.

a) Alto cargo de la empresa que parece que trabaje para otros, típico empleado que maneja información importante o una gran cartera de clientes esté sacando beneficio propio de la situación al margen de su salario.

En este caso la ayuda de un detective puede ser crucial para demostrar que está aprovechándose de recursos de la empresa en su propio beneficio.

b) De una baja en otra. Típicos empleados que saltan de baja en baja o que suelen estar de bajas en épocas estivales. Un seguimiento por parte de un detective privado puede ser o es vital para este tipo de casos.

Está permanentemente de baja:

Y además coincide con la vendimia y tiene un terreno familiar, o le entra un dolor de espalda navideño, o la clásica fiebre previa a un puente, depresión en agosto… Ninguno de nosotros nació ayer, pero a veces los “dolientes” parece que sí, porque están frescos como una lechuga recién sacada de sus tierras con sus propias manos.  Un seguimiento puede bastar para demostrar que una persona está fingiendo una baja y pedirle explicaciones, con lo satisfecho que uno se queda y lo agradable que es tener la sartén por el mango.

Desaparece documentación o material de la oficina. Una intervención de un detective privado puede acabar con este tipo de situaciones que pueden ser autenticas “huchas rotas” para las empresas. En ocasiones, la infiltración de un detective en la empresa puede servir para recolectar pruebas sobre la productividad o situaciones sospechosas.

Así pues, el uso de un detective privado simplifica para la empresa una valiosa herramienta para, con la ley en la mano, defenderse de estas posibles infracciones. Una vez llegados a juicio el detective en cuestión intervendrá como testigo cualificado y aportará las pruebas para esclarecer si ha habido fraude. De ahí la importancia de su trabajo, el cual ahorrará tiempo y recursos económicos a la empresa, además de defender sus intereses en el plano legal.

También le puede interesar este texto acerca de Detectives para aseguradoras.