¿Son adecuadas las grabaciones de cámaras de videovigilancia para justificar un despido disciplinario?

Según una última resolución del pasado mes de marzo, se ampara a una empresa que quería utilizar el sistema de videovigilancia para justificar el despido de un empleado, en concreto este empleado metía la mano en la caja habitualmente en la cafetería en la que trabajaba y fue cazado por la cámara de seguridad.

Según una última resolución, se ampara el derecho legal de la empresa a utilizar dichas grabaciones para justificar el despido.

Partiendo de este premisa el Supremo dictaminó que si el trabajador conoce la existencia de la instalación del sistema de videovigilancia, no es obligatorio especificar la finalidad exacta asignada a dicho control.

Por otro lado, admitió que, en determinadas circunstancias no debe producirse la nulidad de la prueba de videovigiancia en la que se basa la sanción al trabajador, aunque la empresa no advirtiera a éste último de la existencia y el emplazamiento de cámaras de videovigilancia para el control laboral.

En resumen y lo importante de todo esto es que el Tribunal Supremo advierte que no tiene que ser obligatoriamente necesario advertir al trabajador la finalidad del control laboral pudiendo ser admitida como prueba en un juicio.

En RT Investigaciones, somos detectives privados, y una de nuestras especialidades son los trabajos de detectives privados para temas laborales.