Investigaciones de bajas laborales

Cada vez más empresas recurren a los servicios de los detectives privados para investigar posibles casos de fraude en bajas laborales. Los motivos son varios, partiendo de que el engaño en estas situaciones supone una vulneración de la ley. Por un lado, estas ausencias laborales injustificadas repercuten económicamente en la economía de la empresa y, por otro lado, en sus plazos para entregar trabajos o ofrecer servicios a clientes. Además, tiene un efecto paralelo en la carga de trabajo de los empleados que sí acuden puntualmente a su puesto y que sufren en consecuencia una mayor acumulación de tareas. Todo ello, evidentemente incide, como no podía ser de otra manera, en la calidad del producto.

Así pues, el uso de un detective privado simplifica para la empresa una valiosa herramienta para, con la ley en la mano, defenderse de estas posibles infracciones. De hecho, la normativa actual permite la aportación de pruebas legales por parte de estos investigadores para documentar casos en los que uno o varios miembros de la plantilla puedan estar falseando un documento médico con el fin de trabajar en negro en otros lugares o otras acciones al margen de la finalidad misma de la baja médica.

Un factor que hay que tener en cuenta es que el historial médico del trabajador es confidencial, por lo que el empresario no puede forzarlo a detallar la enfermedad o dolencia que causa que esté alejado del trabajo por un tiempo.

Investigacion bajas laborales

Es por ello que el papel del detective es tan importante en casos de fraude en bajas laborales. Con su labor, este verifica de qué manera se está cumpliendo o no las condiciones de la baja.

Una vez llegados a juicio el detective en cuestión intervendrá como testigo cualificado y aportará las pruebas para esclarecer si ha habido fraude. De ahí la importancia de su trabajo, el cual ahorrará tiempo y recursos económicos a la empresa, además de defender sus intereses en el plano legal.