Novedosa resolución del Supremo acerca del uso de la vivienda familiar a los divorciados con hijos

El Supremo prohíbe el uso de la vivienda familiar a los divorciados con hijos si entra a vivir una nueva pareja. Esta nueva Sentencia del Supremo que prohibe la habitabilidad de la pareja sentimental nueva después de un divorcio en la vivienda marital siempre que hayan variado o alterado sustancialmente las circunstancias que se acordó en su momento, permite adaptar aquéllas al nuevo contexto personal o económico de los ex-cónyuges, progenitores o hijos.

CODIGO CIVIL:

Conforme a lo establecido en los Art. 90 y 91 C.C, las medidas que el Juez adopte en defecto de acuerdo o las convenidas por los cónyuges, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo Convenio Regulador “cuando se alteren sustancialmente las circunstancias”. En clave procesal, y a tenor del Art. 775 LEC, todo medida adoptada bien judicialmente bien por acuerdos suscritos entre las partes es modificable “siempre que hayan variado o alterado sustancialmente las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o adoptarlas”.

En este sentido puede tener mucha importancia el Detective Privado, que ayudará a certificar la habitabilidad de la nueva pareja sentimental que habite en la vivienda de Custodia del menor. Estas modificaciones en el Convenio Regulador no se ejecutarán de oficio, su Señoría analizará cada caso tras la pertinente demanda presentada por el Abogado de nuestro cliente y en la que se tendrán que aportar las pruebas que acrediten la habitabilidad, bien con una documental o a través de un Informe realizado por un Investigador Privado.

Puede ampliar la información en este artículo El Mundo.

De esta manera podemos afirmar que los detectives privados tendrán un papel considerable y notable en este nuevo recorrido de Investigación que se abre con la reciente Sentencia del Supremo.

En RT Investigaciones, DETECTIVES PRIVADOS EN EL ÁMBITO FAMILIAR, gozamos de una larga experiencia en Derecho familiar y estaremos encantados de ayudarle a resolver este asunto tan sensible, delicado y responsable que incumbe directamente al bienestar del menor.