Tipos de despidos que se pueden producir

Existen diversas razones por las que se puede extinguir un contrato, las más habituales son baja voluntaria por parte del trabajador y el y el despido.

Un despido es una decisión unilateral del empleador (la empresa) que consiste en extinguir el contrato con el trabajador de forma prematura o antes de lo inicialmente previsto.

La empresa puede efectuar tres tipos de despidos: objetivo (no tiene la culpa el trabajador), disciplinario (por culpa del trabajador) y colectivo (despido objetivo a un número importante de trabajadores).

  1. Despidos objetivos. Se trata de un despido que se justifica, normalmente por el funcionamiento y solvencia de la empresa.
  2. Despidos disciplinarios. El despido disciplinario es la decisión del empresario de extinguir su relación laboral con un trabajador donde la empresa cree que ha incurrido en incumplimientos graves y culpables.
  3. Despidos colectivos. El despido colectivo es una extinción de contratos de trabajo, fundada en motivos económicos, técnicos, organizativos o de producción.
En cualquier, el trabajador tendrá derecho a ir a los tribunales y estos se determinarían en tres categorías: procedente (el despido concurre por causas justificadas), improcedente (cuando no existe causa de despido o no se pueden acreditar) o nulo (si se demuestra que se realizó por razones de discriminación o con vulneración de derechos fundamentales).
En función de esto, tendrá unas consecuencias u otras como pueden ser el importe de las indemnizaciones o la readmisión.
En RT investigaciones somos una agencia especializada en temas laborales, donde llevamos a cabo una excelente labor que se fundamenta en el trabajo profesional acerca de la solución de inconvenientes que tengan que ver con el campo laboral de los clientes.